sábado, 3 de febrero de 2018

ANTONIO GARCÍA “MARAVILLA”, HIZO HONOR A SU APODO


(Por: Rafael Dupouy Gómez)

Antonio García “Maravilla”. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Dedico este artículo a uno de los toreros que llamó, desde muy niño, poderosamente la atención del público y la crónica taurina, despertando el interés como una prometedora figura de la fiesta al valorar sus posibilidades artísticas cuando destacó como novillero puntero. Me refiero al diestro madrileño Antonio García “Maravilla”, quien posteriormente conquistó importantes triunfos como matador de toros, pero se quedó en el camino quizás por algunas cornadas sufridas en Madrid, Bilbao, Valencia, La Coruña, Salamanca, Bayona (Francia) y Caracas (Venezuela) que mermaron sus condiciones, disminuyendo significativamente el número de sus actuaciones. Esto, lamentablemente, les ha ocurrido a muchos toreros.

En mi país, Venezuela, logró importantes triunfos, especialmente en el Nuevo Circo de Caracas, cortando la primera pata que se otorgó en la historia de ese coso. Mi abuelo Florencio Gómez Núñez, tuvo amistad con él y le contrató para la Feria de Maracay de 1934 en donde toreó con Nicanor Villalta y los hermanos Manolo y Pepe Bienvenida.

Antonio García Bustamante “Maravilla”, nació el 13 de enero de 1911 en Madrid, en el barrio de Maravillas, de allí su apodo. Se inició como becerrista, a muy temprana edad, haciendo pareja con Pepito Fernández Aguayo, integrando una cuadrilla de niños madrileños. Torearon juntos en varias ocasiones.   

Arriba a la izquierda: El madrileño Antonio García “Maravilla”, considerado niño prodigio del toreo. Abajo: “Maravilla” de novillero en compañía del vasco Manolito Agüero en 1928 y a la derecha: La popular pareja de niños toreros madrileños, Pepito Fernández y Antonio García “Maravilla”. Foto: Baldomero. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 18 de enero de 1925 se presentó en un festival a beneficio de los soldados españoles en África, en la plaza de toros de Vista Alegre, estando muy bien. Actuó junto a Juan Martín Caro “Chiquito de la Audiencia”, José Fernández y el rejoneador Ángel Salgado.

Toreó una becerrada del Montepío de industriales del calzado en Madrid, el 6 de julio de 1925. Allí le brindó un toro a don Luis Mazzantini, quien se encontraba presente y luego de prometerle un obsequio, le escribió en una tarjeta: “Y vaya mi receta. ¡Corto y derecho! Metiéndola “toda” en lo alto será usted alguien”. Pepito Fernández y Antonio García “Maravilla” dieron varias vueltas al ruedo ante la aclamación del público que llenaba el coso esa tarde.

Ese año sumó un total de 20 novilladas, unas veces con picadores y otras sin ellos, acrecentando su puntuación de torerito fino y artista.  

El 10 de abril de 1927, en Melilla, cortó dos orejas y rabo, saliendo a hombros de la plaza hasta el hotel donde se hospedaba; actuó junto a Llapisera, Lerín, Charlot y el Guardia Torero, ante reses de Zaballos.

En 1928 decidió torear festejos con picadores. Hizo pareja como novillero con el vasco, Manolito Agüero.

Su apoderado don Isidro Amorós, quien fuera notable crítico taurino bajo el seudónimo de “Don Justo”, le consiguió muchos contratos para torear la temporada de 1929. También su padre, don Cándido García Salas, le apoderó durante un tiempo.

CRUZ DE BENEFICENCIA POR SU HEROICIDAD

Como un dato curioso y digno de admirar, al joven Antonio García “Maravilla”, siendo todavía un prometedor novillero, le otorgaron la Cruz de Beneficencia por la hazaña que protagonizó en Chinchón (Madrid) el 17 de agosto de 1930, al estoquear con arrojo y valentía en plena calle, un astado destinado a una corrida que se había escapado de su encierro, provocando el pánico entre la gente que celebraba las fiestas patronales del pueblo. Lamentablemente, “Maravilla” no pudo recibir oficialmente la Cruz de Beneficencia, porque no se llegó a firmar el decreto de la concesión del merecido galardón, por haber caído el gobierno del Gral. Primo de Rivera, en aquel tiempo.

Esa temporada de 1930, sumo un total de 26 novilladas, a pesar de haberle suspendido unas 10 novilladas.

En enero de 1931, fue elegido por la afición en el concurso “Crónica” entre los cuatro novilleros punteros del escalafón. El primer lugar, lo obtuvo Juan Martín Caro “Chiquito de la Audiencia” (11.756 votos), Domingo Ortega (11.740 votos), Alfredo Corrochano (10.438 votos) y Antonio García “Maravilla” (10.415 votos).

Los novilleros punteros en el escalafón de 1931. De izquierda a derecha: Juan Martín Caro “Chiquito de la Audiencia”, Domingo Ortega y Antonio García “Maravilla”. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).  

El 19 de abril de 1931, en Barcelona, “Maravilla” cortó una oreja a un novillo de Mariano Bautista, alternando con Luis Morales y Manuel Fuentes Bejarano “Bejarano II”. El 3 de mayo, debutó en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, ante reses de Santacoloma, compartiendo cartel con “Chiquito de la Audiencia” y el mexicano David Liceaga.

El 14 de mayo de 1931, se presentó en Madrid como novillero, alternando con Ricardo González y Paco Cester, lidiando reses de don Mariano Bautista. “Maravilla” haciendo honor a su apodo, conquistó rápidamente a la afición, brindando toda su variedad artística adquirida con gran conocimiento y oficio.

El 17 de mayo y el 13 de septiembre de 1931, volvió a presentarse en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, ante reses de Guadalest y Pérez de la Concha. Toreó unas 50 novilladas en 1931, demostrando su gran calidad.

En 1932, “Maravilla”  toreó unas 17 novilladas (2 de ellas en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, ante toros de Villamarta) y se despidió como novillero, el 31 de julio en Dax (Francia), lidiando reses de Miura, matando en solitario seis astados. Tuvo un éxito importante al lucirse en dos de sus novillos y cortar cuatro orejas, saliendo a hombros de la plaza.

Antonio García “Maravilla” tomó la alternativa, el 7 de agosto de 1932, en Santander (España), de manos de Marcial Lalanda, en presencia de Manolo Bienvenida y Jesús Solórzano. El toro de su alternativa se llamó “Hortelano”, número 83, de la ganadería de don Antonio Pérez Tabernero. Esa tarde, obtuvo un gran triunfo al cortarle las dos orejas y el rabo al toro de su ceremonia, siendo ovacionado en su segundo.

Antonio García “Maravilla”, realizando un temerario desplante, el día de su alternativa  y sensacional triunfo en Santander. (Archivo Hnos. Dupouy Gómez).

Ese año obtuvo grandes éxitos. En sus primeras cuatro tardes como matador de toros en: Santander, Gijón, Huesca y repitiendo en Gijón.

Igualmente, Antonio García “Maravilla”, participó en la Corrida de Beneficencia celebrada en San Sebastián, el 11 de septiembre de 1932, logrando un triunfo apoteósico. Alternó con Nicanor Villalta, Marcial Lalanda y Luis Gómez “El Estudiante”, ante reses de Martínez. El Presidente de la República, señor Alcalá Zamora, asistente a la plaza, obsequió a los cuatro diestros con unas pitilleras en agradecimiento a los brindis recibidos.

El crítico taurino “Corinto y Oro”, en el diario “La Voz”, al día siguiente, señaló:

“Héroe de ayer. Bien le cuadra el apodo. Bien le ha venido cuadrando durante toda su feliz campaña como novillero. El madrileño se presentaba en San Sebastián como matador de toros, y como tal queda tan fuertemente agarrado al círculo donostiarra, que el año próximo vendrá al abono con todos los honores que otros renunciaron.

El triunfo de Antonio García “Maravilla” fue definitivo. Desde que abrió el capote en el primer toro hasta que entregó a las mulillas al octavo, todo fue rabia, todo fue solera de torero formidable, todo fue emoción de valiente sin trampa, todo fue acierto, todo fue triunfo, todo fue…¡maravilla! Antonio García “Maravilla” hizo tales prodigios con el capote, con la muleta y con la espada en sus dos toros, que desarrolló un curso completo del arte de torear y matar con belleza y emoción.

Se llevó las orejas de los adversarios, se llevó cuatro vueltas al ruedo, se llevó un clamor de emociones, no interrumpidas, y el público por llevarse también algo de “Maravilla” se llevó a “Maravilla a hombros”.

El 9 de octubre de 1932, “Maravilla” toreó en Marsella (Francia), ante toros de don Juan Ayala, alcanzando un nuevo triunfo, aunque al terminar de matar a su segundo enemigo, ingresó a la enfermería de la plaza, siendo atendido por el Dr. Gustave Cousier, apreciándole una fuerte contusión en la mano derecha que le impidió actuar en la última corrida de la feria de Zaragoza, a la semana siguiente.

Toreó ese año, unas 11 corridas de toros.

En 1932, Pepe Madriles, publicó en Madrid su libro “Maravilla” Matador de Toros (A los sesenta días de su alternativa), con relatos de sus actuaciones, acompañadas con plumillas del torero realizadas por Roberto Domingo y Santos Saavedra.

Libro “Maravilla” Matador de Toros, escrito por Pepe Madriles en 1932.

El 27 de abril de 1933, “Maravilla”, confirmó su alternativa en la Corrida de Beneficencia en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid. Se lidiaron reses de Bernardo Escudero y de Tovar. Alternó esa tarde con Nicanor Villalta, Manolo Bienvenida y Domingo Ortega. Villalta tuvo que estoquear siete toros debido a las cornadas recibidas por tres de sus compañeros de cartel. “Maravilla” gustó mucho ante su primero, recibiendo palmas de reconocimiento por su labor. Durante la lidia del cuarto toro, resultó herido recibiendo una cornada en el muslo derecho.


Confirmación de alternativa de Antonio García "Maravilla" en la Monumental de Las Ventas de Madrid, el 27 de abril de 1933. A la izquierda: Momento de la ceremonia, siendo su padrino Nicanor Villalta. A la derecha: Iniciando su faena de muleta. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 25 de mayo de 1933, Antonio García “Maravilla”, fue el primer torero que salió por la Puerta Grande en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid. Su importante triunfo ocurrió en la denominada “Corrida de las Misses Europeas”, cortando una oreja a cada uno de sus enemigos. “Maravilla” recibió el primer apéndice auricular que se otorgó en el coso madrileño. Alternó esa tarde con Nicanor Villalta y Luis Gómez “El Estudiante”, ante reses de Juliana Calvo (antes don José Bueno y Marqués de Albaserrada) y dos astados de Justo Puente, para el rejoneador portugués Simao Da Veiga.

Esa temporada toreó unas 25 corridas.

El 12 de noviembre de 1933, debutó Antonio García “Maravilla” en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela). Alternó con el venezolano Julio Mendoza y el español Pepe Amorós. “Maravilla” demostró su clase excepcional con su toreo fino y depurado. Con el capote, ejecutó unas hermosas verónicas con gran temple y suavidad que remató con mucha gracia y torería. En su faena de muleta, estuvo breve. Ante su segundo enemigo, “Maravilla” cumplió agradando al público presente dando muestras de la variedad de su toreo.  Amorós estuvo muy bien en sus dos toros. Cortó las dos orejas y el rabo, saliendo a hombros, siendo el triunfador de la tarde.

El 19 de noviembre de 1933, “Maravilla” se volvió a presentar en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela), actuando con Manolo Bienvenida y Luis Díaz “Madrileñito”. Los diestros estuvieron muy entregados buscando el triunfo. Durante las faenas de muleta escucharon música y recibieron fuertes ovaciones. “Maravilla”, al simular un quite por verónicas, fue enganchado por la ingle en el sexto toro de la tarde, sufriendo una contusión y un fuerte varetazo en la región renal de pronóstico leve.   

APOTEÓSICO TRIUNFO DE “MARAVILLA” EN VENEZUELA

El 17 de diciembre de 1933, Antonio García “Maravilla”, logró un triunfo apoteósico en el Nuevo Circo de Caracas, realizando una fenomenal faena, escuchando música y recibiendo la aclamación del público por su larga y artística labor. Al perfilarse para entrar a matar, tiró la muletilla a un lado, se quitó una zapatilla y haciendo el viaje perfecto hundió el estoque en la misma cruz, doblando sin puntilla el toro de Pérez Tabernero. La ovación fue delirante y la presidencia le concedió a “Maravilla” las dos orejas, el rabo y una pata, siendo esta la primera pata que se otorgaba en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela). Fue sacado a hombros con gran euforia por parte del público asistente; compartía cartel con Pepe Bienvenida en un mano a mano. Bienvenida cortó una oreja esa tarde memorable.

Gran repercusión causó en la prensa  española el importante triunfo de “Maravilla” en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela) como lo destacó el “Heraldo de Madrid”. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

“MARAVILLA” EN LA FERIA DE MARACAY DE 1934

Entre los toreros que trajeron contratados en 1934 para la Feria de Maracay (Venezuela) los hermanos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez, figuraron: Manolo Bienvenida, quien ya había toreado en la Feria del año 1933, inaugurando la plaza de toros Maestranza de Maracay. Su hermano Pepe Bienvenida, que debutó en la Maestranza ese año de 1934, además del diestro aragonés Nicanor Villalta y el madrileño Antonio García “Maravilla”, quien sustituyó a Pepe Amorós por un percance que sufrió en la Plaza de Cartagena de Indias (Colombia).

El diestro madrileño Antonio García “Maravilla” en compañía de su amigo Florencio Gómez Núñez, pilar fundamental de la fiesta brava en Venezuela como ganadero, empresario, creador y propietario de la Maestranza de Maracay. Abajo: Sentida dedicatoria de Antonio García “Maravilla” que dice: “A los distinguidos hermanos D. Juan Vicente y Florencio Gómez distinguidos aficionados que con su desmedida afición a la incomparable fiesta de toros honran a España madre de esta sin igual fiesta nacional. Antonio García “Maravilla”. 19/1/1934. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Contaba mi abuelo Florencio Gómez Núñez sobre “Maravilla”: “Fue un torero de gran variedad y extenso repertorio. Entendía muy bien a los toros que le tocaban en suerte y les aplicaba la lidia debida de acuerdo a sus condiciones. Era muy valiente y poderoso. Cuando se compenetraba con el toro, lograba faenas de excelente factura y calidad. Era simpático y muy amable en el trato”.

Vinieron a Venezuela, tres magníficos subalternos acompañado al diestro Antonio García “Maravilla”: Ginés Hernández “Ginesillo”, Eladio Amorós (hermano de Pepe) y Manuel Galea, banderillero valenciano, íntimo amigo del infortunado Manuel Granero, quien había actuado en la cuadrilla de Manuel Báez “Litri” hasta su muerte en 1926 y años más tarde, sirvió bajó las órdenes de “Maravilla”.

Para esa temporada trajeron los hermanos Gómez Núñez, ejemplares de la ganadería española de García Pedrajas (Parladé), divisa blanco y encarnado, jugándose además reses venezolanas de “La Providencia”, divisa gualda y rojo”.

El Diario “La Esfera”, del 14 de enero de 1934, señaló sobre los toreros participantes en la Feria de Maracay, lo siguiente:

“Nicanor Villalta, Manolo Bienvenida y Antonio García “Maravilla”, alternaron en la corrida de Beneficencia en Madrid, de modo que vamos a ver el mismo cartel de la célebre corrida el próximo día 21 en Maracay. A ver que otra plaza de América puede presumir de tanto postín”.

(Diario “La Esfera”, 14 de enero de 1934).

Antonio García “Maravilla”, actuó en la segunda y tercera corrida de la Feria de Maracay (Venezuela). En la segunda corrida, celebrada el sábado 20 de enero de 1934, toreó con Nicanor Villalta y Pepe Bienvenida. Se lidiaron tres toros de la ganadería española de García Pedrajas y tres reses de la ganadería de “La Providencia” de los hermanos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez. El despejo lo realizó el rejoneador español Miguel Cuchet montando a la jaca “La Cabrera” que la había traído de España don Antonio Cañero para mi abuelo Florencio.

Los toros cumplieron, siendo un encierro muy difícil para los toreros. Antonio García “Maravilla”, no se acopló a las embestidas de sus toros y corrió con el peor lote, sin lograr el triunfo anhelado por los aficionados. Estuvo valiente y decidido realizando algunos desplantes temerarios de rodillas, dando la espalda al toro. En líneas generales, los toros de “La Providencia” salieron bravos y manejables, en cambio los de la ganadería española de García Pedrajas  resultaron sosos y descastados.

Nicanor Villalta y Pepe Bienvenida cortaron, cada uno, una oreja.

A continuación la crónica del festejo sobre la actuación de Antonio García “Maravilla”, publicada en el periódico “El Nuevo Diario”, 21 de enero de 1934:

A las cuatro en punto ocupa el palco presidencial el Benemérito General Juan Vicente Gómez, acompañado de su familia, y cuerpo de edecanes. El Primer Magistrado de la Nación tiene en brazos por breves momentos a una de sus nietecitas, ataviada con traje de maja española y el público, puesto en pié, le tributa con sus aplausos un cariñoso homenaje.

Suena un precioso pasodoble y aparece al frente de las cuadrillas el profesor de equitación D. Miguel Cuchet, montando una preciosa jaca, propiedad del Sr. Florencio Gómez. El público tributa al excelente jinete una ovación, que hace extensiva a “Maravilla”, recordando sus faenas de Caracas.

A su primer astado, Antonio García “Maravilla” le propina unos lances que se aplauden. Ginés y Galea parean, como siempre, bien y breves. “Maravilla”, comienza con pases de tanteo y después se estira en algunos muletazos grandes que el público jalea. El diestro de Los Madriles está rabioso de valiente, obligando al toro a que tome la muleta; se arrodilla y le hace pasar cogiéndole un pitón. Sigue de rodillas y da la espalda al toro. Aprovecha la primera igualada para dejar media ligeramente caída que tumba. Ovación y saludo desde el tercio.

Antonio García “Maravilla” perfilándose para entrar a matar en la Maestranza de Maracay en 1934. Al fondo, se aprecia al General Juan Vicente Gómez, Presidente de la República de Venezuela, observando la corrida en compañía de su hijo Florencio en el Palco con los capotes de paseo de los toreros actuantes. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Al sexto y último de la tarde, “Maravilla” lucha a brazo partido con el morucho y le saca tres lances buenos que se aplauden. El toro pone a todo el mundo a andar de cabeza. Se cuela más que el café, arranca para el lado contrario en que se le cita, se va al bulto y casi tira los cuernos.

“Maravilla” voluntarioso nada puede hacer por fijar al cornúpeta, pero, sin embargo, le saca tres pases por alto, por el lado derecho muy buenos. En la primera igualada aprovecha Antonio García, para dejar media bien puesta, sin dejar pasar el toro. Un pinchazo hondo que hace daño y descabella al segundo empujón. Palmas fuertes.

 (Niño del Postigo. Periódico “El Nuevo Diario”, 21 de enero de 1934).

El día 21 de enero de 1934, en la tercera y última corrida de Feria, repitieron Villalta y “Maravilla” con Manolito Bienvenida. Se lidiaron nuevamente tres toros de la ganadería española de García Pedrajas en combinación con tres toros de “La Providencia” de los hermanos Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez. El triunfador de la corrida fue Manolo Bienvenida quien logró una faena artística y meritoria por su entrega y valor ante su primer toro de “La Providencia” al que le cortó una oreja y el rabo, pedido por insistencia del público, que fue rechazado por el mismo diestro al considerarlo demasiado.

Antonio García “Maravilla”, estuvo con el santo de espaldas. No por falta de valor ni de arte, sino por las condiciones imposibles del ganado que le correspondió. El mejor de sus dos toros fue el de “La Providencia”, al que pudo sacarle mayor partido.

El 4 de febrero de 1934, Antonio García “Maravilla”, participó en un festival a beneficio del diestro Juan Luis de la Rosa, compartiendo cartel con el venezolano Julio Mendoza, en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela).

El domingo 19 de abril de1934, en Arlés (Francia), consiguió un gran triunfo al cortar a sus dos toros, las dos orejas y el rabo, saliendo a hombros de la plaza, después de realizar unas magníficas faenas con la muleta, pletóricas de temple y de dominio, que culminó superiormente con certeras estocadas a volapié.

Antonio García “Maravilla” en las portadas de “Madrid Taurino”.
(Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

“Maravilla” demostró ser un artista muy puro. A su figura siempre le imprimía una armonía y plasticidad perfecta. Toreando de capa y muleta transmitía mucha emoción. Su toreo era elegante y personalísimo. Acertado y artista en el adorno y en la filigrana. De seguro dominio e indudable maestría en el momento de enfrentarse con el toro difícil.

Sus faenas de muleta fueron un compendio del auténtico arte de torear, porque unas veces aparecía el torero sabio, dominador y enterado, y en otras, cuando apretaba el toro con nervio y bravura, surgía su torero alegre y vistoso, con una gracia innata en los movimientos.

Decía un conocido crítico taurino: “Maravilla” como se dice corrientemente, se mete al público en el bolsillo, porque sabe conquistarle con el atractivo irresistible de su arte magnífico, es un torero que se impone por el sello personal de su arte. Hay artistas que necesitan varias actuaciones para entrar en el público y otros que se hacen dueños del público en la primera actuación. Son éstos los elegidos, los señalados por el dedo invisible de la gloria, y a este grupo pertenece Antonio García “Maravilla”.

El 15 de julio de 1934, en Pamplona (España), cortó una oreja y fue contusionado. Se lidiaron ocho toros de García Natera (García Pedrajas). Alternó junto a “Carnicerito de México”, que cortó una oreja; Florentino Ballesteros (hijo) y Félix Colomo.

“Maravilla”, demostrando su gran valor y entrega en Pamplona, España. Año 1934. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

En el año 1934, llegó a torear unas 17 corridas en el viejo continente. El 25 de noviembre de 1934, Antonio García “Maravilla” debutó en México, en la plaza de “El Toreo”, en compañía de Jesús Solórzano y Lorenzo Garza, ante reses de Zotoluca. Estuvo durante el invierno en México en 1934, toreando 3 corridas en la plaza de toros de “El Toreo” y 13 en distintas ciudades mexicanas.

El 8 de septiembre de 1935, en Benavente (Zamora), Antonio García “Maravilla” alternó en un mano a mano con Félix Colomo. “Maravilla”, en su primer toro, fue ovacionado, en su segundo, cortó una oreja y en su tercero, quinto toro de la tarde de don Alipio Pérez Tabernero, estuvo fenomenal, levantando al público de sus asientos, realizando una colosal faena que fue premiada con las dos oreja, el rabo y una pata. Su compañero Colomo, cortó tres orejas, saliendo ambos diestros a hombros de la plaza.

“Maravilla” toreó la temporada de 1935, unas 15 corridas.

El 19 de enero de 1936, Antonio García “Maravilla” triunfó en Casablanca (Marruecos), lidiando toros de Villamarta. En publicación del diario ABC, el 14 de abril de 1936, se anunció que “Maravilla” fue contratado para torear 15 corridas en París (Francia), luego de haberse concedido un permiso especial. 

En 1936 se presentó en el Palacio de la Música de Madrid, la segunda versión de la película española “Currito de la Cruz”, editada por E.C.E., donde Antonio García “Maravilla”, por su gran popularidad y atractivo, fue protagonista junto a los actores Antoñito Vico, Elisa Ruiz, Eduardo Pedrote, José Rivero, Ana R. Leyva, Carmen Viance y otros artistas. El guión y la dirección de la película, estuvo a cargo de Fernando Delgado y la obra de Alejandro Pérez Lugín. Esta segunda versión fue realizada por primera vez con sonido ya que la primera película de 1925 era silente.

A la izquierda: El diestro madrileño “Maravilla” en pose muy torera. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). A la derecha: Cartel de la película “Currito de la Cruz”, protagonizada por Antonio García “Maravilla” en 1936.

Antonio García “Maravilla” fue vice-presidente de la Asociación de Matadores de Toros y Novillos de España el año 1936, cuando el conflicto taurino hispano-mexicano. El presidente fue Marcial Lalanda, el presidente suplente: Antonio Posada, y el secretario: Diego Mazquiarán “Fortuna”.

Asociación de Matadores de Toros y Novillos de España el año 1936. De izquierda a derecha: Antonio García “Maravilla”, Marcial Lalanda, Diego Mazquiarán “Fortuna” y Antonio Posada. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Toreó las siguientes corridas: 7 (1936), 15 (1937), 9 (1938), 9 (1939) y 2 (1940).

El 25 de junio de 1939, en la plaza de toros Monumental de Las Ventas de Madrid, “Maravilla” fue el héroe en una tarde muy lluviosa. Se mostró voluntarioso, artista y con mucho arrojo. Cortó dos orejas, una a cada toro, siendo el triunfador de la tarde, saliendo por la Puerta Grande. Alternó con Victoriano de La Serna y Joaquín Rodríguez “Cagancho”. Los astados pertenecieron a la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando.

En enero de 1940, Antonio García “Maravilla” vino a Venezuela, contratado por el empresario don Andrés Gago, participando en tres corridas de toros en el Nuevo Circo de Caracas. La primera de ellas, el 14 de enero de 1940, en un mano a mano con Manuel Jiménez “Chicuelo”. Los toros del Marqués de Villamarta, no permitieron el lucimiento de los diestros. La segunda, el 11 de febrero de 1940, compartiendo cartel con Joaquín Rodríguez “Cagancho” y Jaime Pericás. Los astados pertenecieron a la ganadería del Conde de Santa Coloma. “Maravilla”, en su primero, al realizar un quite por verónicas con el capote, fue cogido en forma impresionante por el escroto y lanzado contra el burladero, recibiendo una cornada de 12 centímetros de extensión y un varetazo corrido en la región inguinal. Fue curado en la enfermería y salió nuevamente a la plaza con pantalón de paisano para lidiar a su último enemigo. Esa tarde “Cagancho” cortó una oreja y rabo a su segundo toro y Pericás, también a su segundo, le cortó una oreja siendo muy ovacionado.

Impresionante momento de la cornada de Antonio García “Maravilla”, siendo lanzado contra el burladero, en el Nuevo Circo de Caracas, el 11 de febrero de 1940. Foto: J. Albanez. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez). 

“Maravilla” toreó una tercera tarde en el Nuevo Circo de Caracas, el 3 de marzo de 1940, en un mano a mano con Jaime Pericás, pero los toros no resultaron buenos para el lucimiento de los alternantes.   

En el año 1940 toreó 2 corridas de toros en España; el 21 de mayo en Ronda y el 2 de junio en Madrid.

Su última presentación en Madrid fue el 9 de abril de 1944, resultando herido. Toreó un festival en Valdemorillo, el 11 de febrero de 1945, junto a “Morenito de Talavera” y Mata, ante reses de Tolosa. Néstor Luján, en su libro “Historia del Toreo” expresó sobre “Maravilla”: “Ha sido un torero extenso, de ánimo desigual, muy artista y sabedor de la lidia de los toros”.

Posteriormente, Antonio García “Maravilla”, trabajó como empresario taurino en la plaza de toros de Vista Alegre en Carabanchel y de la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes en Madrid, hasta comienzos de los años setenta. Fue apoderado del maestro Andrés Vázquez en sus inicios.

“Maravilla”, falleció a los 77 años de edad, el 11 de junio de 1988, en Fuengirola, Málaga (España).

El 25 de mayo de 2016, coincidiendo con la IV Edición de TOURISFILM (Jornadas de Turismo e Industria Audiovisual), se estableció entre los galardones que concede en cada edición, la creación del Premio Taurino Antonio García “Maravilla” en homenaje a su recuerdo. En su primera edición fue concedido el Premio a la Escuela Taurina de Madrid.

Indiscutiblemente, Antonio García “Maravilla” bien merece este recuerdo por su digna trayectoria profesional que inició desde muy niño con la firme ilusión de convertirse en figura del toreo. En el barrio madrileño de Maravillas vino al mundo un día para demostrarle a la afición que como torero, hizo honor a su apodo ¡Maravilla!

Rafael Dupouy Gómez



sábado, 27 de enero de 2018

CURRO GIRÓN: 30 ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO


(Por: Rafael Dupouy Gómez)

El venezolano Francisco "Curro" Girón debutando en Barcelona, España. Año 1956. Foto Valls. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 28 de enero de 2018, se cumplen 30 años del fallecimiento de la gran figura del toreo Francisco "Curro" Girón Díaz. Diestro venezolano, tercero de la dinastía, encabezada por César Girón. Nació en Maracay (Edo. Aragua), el 28 de julio de 1938. Fue un torero de estar bien siempre, muy voluntarioso y luchador como su hermano César.
Una de las características de su personalidad fue la constante comunicación que mantenía con el público. Torero valiente, alegre, de corte andaluz. Sus gestos y expresiones lo involucraban a uno en la lidia de sus toros. Manejaba muy bien el capote con mucha gracia en los quites.
Gran banderillero, fácil, habilidoso y gracioso. Su toreo era muy vistoso y emocionante, con sus pases circulares que ejecutaba muy frecuentemente. Fue un torero seguro, variado en todos los tercios de la lidia. Buen estoqueador. Toreó en muchas ocasiones, las corridas llamadas “duras” (Miura, Pablo Romero, Barcial Cobaleda, Tassara, Pinohermoso, Concha y Sierra, etc.).
SUS INICIOS COMO NOVILLERO

Un joven Curro Girón en sus inicios acompañado por su madre doña Esperanza Díaz de Girón. Al fondo, aparece su padre don Carlos Girón. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).
El 4 de mayo de 1952, en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela), fue su primera presentación como becerrista junto a su hermano Rafael Girón. Curro Girón cortó dos orejas y rabo y salió a hombros con su hermano Rafael.
El 26 de junio de 1955, en la Plaza de Toros de Cádiz (España), Curro Girón fue el triunfador de la tarde cortando cuatro orejas y un rabo, actuando con los diestros “Pacorrito” y “Mondeño”, lidiando novillos de Hidalgo Martín, de Sevilla.
Debutó con picadores en España, el 17 de octubre de 1955, en La Línea de la Concepción (Cádiz).

Curro Girón actuando como novillero en Cádiz, el 19 de junio de 1955. Foto: Julio Fariñas. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).
El 1 de abril de 1956, Domingo de Resurrección, en la Plaza Monumental de Barcelona (España), ante novillos de Bernardino Jiménez y uno del marqués de Jodar, Curro Girón como novillero obtuvo un gran triunfo al cortar cuatro orejas, siendo paseado a hombros. Alternó esa tarde con el rejoneador Ángel Peralta, Luis Ramírez y su hermano Rafael Girón. Fue el debut de los hermanos Girón en esa prestigiosa plaza.
El 15 de abril de 1956, en la Plaza Monumental de Barcelona (España) Curro Girón actuó con los novilleros Pepe Luis Ramírez y su hermano Rafael Girón ante novillos de la ganadería de don Manuel Sánchez Cobaleda y del vizconde de Garci-Grande. Los actuantes cortaron en total nueve orejas y un rabo. Curro Girón, cortó seis orejas y un rabo, saliendo a hombros con Pepe Luis Ramírez. Rafael Girón resultó herido durante la lidia de su primer novillo.
El 8 de agosto de 1956, en una novillada de la Feria de Málaga, ante un lleno impresionante, se lidió un novillo de José Quesada para el rejoneador Ángel Peralta y seis de Carlos Núñez para los novilleros Manolo Segura, Antonio Borrero “Chamaco” y Curro Girón. Peralta cortó una oreja. Manolo Segura, en el quinto lance de su primer novillo resultó corneado, quedando la novillada en un mano a mano entre “Chamaco” y Curro Girón. “Chamaco” cortó una oreja de su primer novillo, escuchó ovaciones en su segundo y cortó una oreja a su tercer novillo. Curro Girón, a su primer novillo, le cortó una oreja; a su segundo, que le brindó a su hermano César Girón, le realizó una gran faena cortando dos orejas y rabo; al que cerró plaza, le cortó las dos orejas y rabo con petición de pata, dando tres vueltas al ruedo a hombros, saliendo por la Puerta Grande.


Curro Girón a hombros logrando uno de sus importantes triunfos en España. Foto: Herrera Piña. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).
El 12 de agosto de 1956, en la sexta y última corrida de feria de Málaga, se lidiaron ocho novillos de José Quesada para “Chicuelo III”, Pepe Ortiz, Curro Girón y Claudio Prieto. El venezolano volvió a conquistar otro gran triunfo al cortarle las dos orejas a su primer novillo y las dos orejas y rabo, a su segundo, dando tres vueltas al ruedo. Curro Girón toreó ese año en España unas 50 novilladas.

SU ALTERNATIVA EN BARCELONA

Presentación de los hermanos Girón en la Plaza Monumental de Barcelona (España), el 27 de septiembre de 1956. De izquierda a derecha: Rafael, Curro y César Girón quien les concedió la alternativa a sus hermanos. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).    


El 27 de septiembre de 1956, en la Plaza Monumental de Barcelona (España), ante una gran entrada, César Girón les concedió a sus hermanos Rafael y Curro Girón la alternativa. Se lidiaron dos toros de Ángel Peralta, dos del vizconde de Garci-Grande, uno de Samuel y otro de Santa Coloma. La corrida agradó enormemente a la multitud. La música no paró de sonar. Los diestros alternantes, banderillearon a sus enemigos. En el cuarto y quinto toro, lo hicieron juntos los tres hermanos, recibiendo grandes ovaciones. Los venezolanos, dieron dos veces la vuelta al ruedo, desplegando la bandera de Venezuela y después la de España, que besaron con cariño y que el público agradeció con ovaciones el simpático gesto.
Curro Girón al toro de su alternativa, “Chucero”, marcado con el número 6 de Peralta, le cortó las dos orejas, dando dos vueltas al ruedo y otra en compañía de sus hermanos. A su segundo toro, le cortó, nuevamente, las dos orejas por su gran faena, las cuales tuvieron que llevárselas a la enfermería, porque entrando a matar recibió un puntazo en el muslo derecho.
El 2 de noviembre de 1956, en la Plaza de Toros de Acho en Lima (Perú), Curro Girón se presentó con el rejoneador Ángel Peralta y los diestros Marcos de Celis y Gregorio Sánchez. Esa tarde, el venezolano fue el triunfador. Fue ovacionado en su primer toro; y a su segundo, le cortó las dos orejas, dando varias vueltas al ruedo, saliendo a hombros de la histórica plaza.
El 3 de febrero de 1957, en el Nuevo Circo de Caracas, torearon los hermanos Girón reses mexicanas de Santo Domingo y Santacilia. El triunfador fue Curro Girón, cortando cuatro orejas y un rabo, saliendo a hombros en compañía de sus hermanos, César y Rafael que cortaron cada uno, una oreja.
El 27 de julio de 1957, en la feria de Valencia (España), se lidiaron ocho toros de la ganadería de don Ignacio Sánchez, para los diestros Julio Aparicio, Manolo Vázquez, Gregorio Sánchez y Curro Girón. El venezolano, a su primer toro, le cortó una oreja con insistente petición de la segunda, dando tres vueltas al ruedo. A su segundo enemigo, le realizó una gran faena, matándolo de una gran estocada, siendo premiado con una oreja. Gregorio Sánchez y Curro Girón fueron sacados a hombros del coso valenciano.
En la Feria de San Fermín de 1957, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo dos actuaciones, lidió cuatro toros y cortó cinco orejas. El venezolano, ese mismo año, fue el matador de toros que logró conquistar mayor número de trofeos en España, toreando un total de 56 corridas de toros.

OTROS TRIUNFOS IMPORTANTES


Curro Girón conquistando Bilbao. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).
El 30 de marzo de 1958, en la Plaza Monumental de Barcelona (España), ante toros de la ganadería de Benítez Cubero, Curro Girón fue el triunfador esa tarde al cortar dos orejas, dando dos vueltas al ruedo, recibiendo muchos aplausos. Había dado Curro Girón tres vueltas al ruedo con petición de orejas en su primer toro, tercero de la corrida. Alternó con Manolo Vázquez y “Chamaco”.
El 23 de abril de 1958, Curro Girón alcanzó un resonante triunfo en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla ante toros de la ganadería de Villamarta, junto a los diestros Rafael Ortega y Jaime Ostos. El venezolano lidió tres toros esa tarde, porque Jaime Ostos recibió una cornada. Curro Girón, cortó una oreja a dos de sus enemigos. La faena del sexto toro, fue considerada muy valiente y espeluznante, saliendo de la Maestranza a hombros.
El 15 de mayo de 1958, en la Plaza de Toros Monumental de Valencia (España) se celebró la corrida de la Asociación de la Prensa, lidiando toros de Domecq, los diestros Gregorio Sánchez, Curro Girón y Francisco Antón “Pacorro”. Curro Girón, a su primer toro, le cortó una oreja; y a su segundo, le realizó una fenomenal faena que le valió cortar las dos orejas y el rabo, tras recibir una grave cornada.
El 12 de junio de 1958, Curro Girón confirmó su alternativa en la corrida de Beneficencia celebrada en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid. Actuó con el rejoneador Josechu Pérez de Mendoza y los diestros Manolo Vázquez y Ramón Solano “Solanito”. Los toros lidiados eran de la ganadería de Antonio Pérez de San Fernando. Curro Girón, fue el triunfador esa tarde saliendo a hombros por la Puerta Grande de Las Ventas de Madrid al cortar una oreja a su primer toro y dos orejas a su segundo, siendo ésta, la primera de las cinco salidas a hombros que lograría en su carrera taurina en Madrid. El toro de su confirmación se llamó “Saladito”.
En la Feria de San Fermín de 1958, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón participó en tres corridas, lidió seis toros y cortó siete orejas y un rabo. Fue su mejor Feria de Pamplona (España). El 8 de julio de 1958, el venezolano había salido a hombros de la plaza al cortar una oreja a cada uno de sus enemigos. El 10 de julio de 1958, realizó la que se denominó ¡La Faena de Pamplona!, ante el toro “Comendero”, negro, marcado con el número 57, de la ganadería del vizconde de Garci-Grande, al que le cortó las dos orejas y el rabo, saliendo a hombros de la plaza. En su primer toro, Curro Girón había cortado una oreja. Alternó esa tarde con Antonio Ordóñez y Antonio Borrero “Chamaco”. El 12 de julio de 1958, Curro Girón volvió a triunfar al cortar dos orejas al toro “Naranjero”, negro, marcado con el número 31, de la ganadería de don Eduardo Miura que había brindado a la bella joven Carmen Tuason, “Miss Filipinas”.
El 20 de julio de 1958, en el Puerto de Santa María (España), se lidiaron siete toros de Vega Villar, para los diestros Rafael Ortega, Gregorio Sánchez y Curro Girón. El diestro venezolano fue el triunfador esa tarde cortando tres orejas y un rabo, saliendo a hombros.
El 29 de julio de 1958, en la Plaza Monumental de Valencia (España), se lidió un novillo de Garro para el rejoneador Josechu Pérez de Mendoza y seis toros de la ganadería de Pablo Romero, grandes y bravos para los diestros Gregorio Sánchez, Curro Girón y Francisco Antón “Pacorro”. Curro Girón a su primer toro, el más grande de la feria, le cortó una oreja con petición insistente de la segunda. En su segundo toro, después de una gran faena, la Presidencia le concedió las dos orejas y el rabo, saliendo a hombros en compañía de “Pacorro”.
Toreó en España un total de 59 corridas de toros en el año 1958.
En la famosa Plaza de Toros de Acho en Lima (Perú) en 1958, Curro Girón, cortó cinco orejas y un rabo, siendo el triunfador, indiscutible, de la feria. Sin embargo, el premio del “Escapulario de Oro” del Señor de los Milagros no se lo otorgaron, quedando desierto el premio injustamente.
El 19 de enero de 1959, en Medellín (Colombia), lidiaron reses de “Aguas Vivas” los toreros Curro Girón, Juan Antonio Romero y Malo Pérez. El venezolano, cortó las dos orejas, el rabo y una pata de su primer toro, y las dos orejas de su segundo. Curro Girón salió a hombros siendo el triunfador de la tarde.
En la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, en la Feria de Abril de 1959, toreó tres tardes. El día 20 de abril de 1959, lidiando seis reses de Salvador Guardiola y uno de Barcial, en compañía del rejoneador Salvador Guardiola, Rafael Ortega y Gregorio Sánchez. Curro Girón dio una vuelta al ruedo en el tercer toro de la tarde; y al sexto toro de lidia ordinaria, le hizo una gran faena cortando una oreja.
El 15 de mayo de 1959, Día de San Isidro, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, Curro Girón fue el triunfador al cortarle dos orejas al segundo astado de la corrida. Los toros eran de la ganadería del duque de Pinohermoso. Alternó esa tarde con Antonio Bienvenida y Luis Segura. Curro Girón salió a hombros por la Puerta Grande.
El 30 de mayo de 1959, en la Feria de San Isidro, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, correspondió un toro de Jesús Sánchez Cobaleda al rejoneador Rafael Peralta y seis toros de la ganadería de don Juan Cobaleda, para los diestros Julio Aparicio, Manolo Vázquez y Curro Girón. El venezolano fue el triunfador esa tarde, cortando una oreja a su primer toro, recibiendo una clamorosa ovación, dando una vuelta al ruedo, en la lidia de su segundo astado.
En la Feria de San Fermín de 1959, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo tres actuaciones, lidió seis toros y cortó cinco orejas y un rabo.
En la Feria de Cali (Colombia) del año 1959, Curro Girón cortó cuatro orejas y dos rabos a toros de don Benjamín Rocha.
Curro Girón terminó como líder del escalafón en corridas toreadas en España el año 1959, con 81 festejos.
Toreó en España un total de 57 corridas de toros en el año 1960.
En la Feria de San Isidro, en la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid, el 21 de mayo de 1961, ante toros de Pablo Romero, Curro Girón cortó una oreja, alternando con Gregorio Sánchez y Jaime Ostos.
El 8 de junio de 1961, en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, se celebró la Corrida de la Beneficencia, con la presencia del Jefe de Estado, Generalísimo Francisco Franco y su esposa Carmen Polo de Franco. Se lidiaron reses de Don Samuel Flores para los diestros Curro Girón, Curro Romero y Santiago Martín “El Viti”. El venezolano, obtuvo un clamoroso triunfo esa tarde en la que estuvo valentísimo. Se le concedió una oreja de su primer toro, dando la vuelta al ruedo. Brindó su segundo toro al célebre actor de cine Orson Welles, cortándole las dos orejas. Curro Girón fue el triunfador, saliendo a hombros por la Puerta Grande.
El 22 de junio de 1961, se celebró en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, la tradicional corrida del Montepío de Toreros. Se lidiaron toros de Barcial Cobaleda. Alternaron esa tarde Gregorio Sánchez, Curro Girón y Santiago Martín “El Viti”. Los tres toreros fueron premiados cada uno con una oreja, fueron ovacionados y sacados a hombros. Curro Girón, cortó una oreja en su primero y escuchó palmas en su segundo.
El 6 de julio de 1961, en la prestigiosa Corrida de la Prensa, celebrada en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, el venezolano Curro Girón fue el triunfador esa tarde, al cortar una oreja a su segundo enemigo, cuarto de la tarde. Alternó con Diego Puerta y Curro Romero, lidiando reses de la ganadería de Doña María Teresa de Oliveira.
En la Feria de San Fermín de 1961, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo cuatro actuaciones, lidió ocho toros y cortó diez orejas.
Curro Girón conquistó en el año 1961 la “Oreja de Plata” de la Feria Taurina de San Jaime de Valencia (España), por haber cortado siete orejas y un rabo, en sus dos actuaciones.
El 11 de agosto de 1961, en Manzanares (España), se lidiaron ocho toros de la ganadería de doña Carmen Ramírez, de Salamanca, para los matadores Curro Girón, Joaquín Bernadó, Curro Montes y el venezolano Sergio Díaz, que tomaba ese día su alternativa. Curro Girón toreó extraordinariamente a su primer toro y cortó dos orejas y rabo, recibiendo una fuerte ovación; en su segundo, después de una gran faena y colocar un estoconazo hasta la empuñadura, cortó nuevamente dos orejas y rabo.
Toreó en España un total de 74 corridas de toros en el año 1961, siendo líder en el escalafón.
El 1 de abril de 1962, en el Nuevo Circo de Caracas, Curro Girón toreó un mano a mano con el diestro sevillano Paco Camino, lidiando toros mexicanos de Santín. Curro Girón tuvo una tarde triunfal al cortar cuatro orejas. Paco Camino fue muy aplaudido por su voluntad y deseos de agradar, pero nada pudo hacer con los mansos toros que le tocaron en suerte. Curro Girón fue sacado a hombros del coso caraqueño.

Foto de Curro Girón dedicada a don Florencio Gómez Núñez que dice: “Con todo afecto para mi buen amigo Florencio Gómez, Curro Girón”. Foto Botán. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).
El 14 de junio de 1962, en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, se realizó la corrida a beneficio del Montepío de Toreros. Se lidiaron toros de la ganadería de don Antonio Pérez de San Fernando para los diestros Gregorio Sánchez, Curro Girón y Santiago Martín “El Viti”. Curro Girón le realizó una gran faena al quinto toro, cortándole una oreja, siendo el triunfador esa tarde. Los tres espadas torearon de manera desinteresada apoyando esa noble causa. Curro Girón siempre estuvo dispuesto a torear a favor de los más necesitados, colaborando con las instituciones benéficas.
Contaba mi abuelo Florencio Gómez Núñez que estando en Pamplona (España) en compañía de mi tío Florencio Vicente Gómez Arráiz, durante la feria de San Fermín de 1962. Curro Girón, tuvo una tarde extraordinaria y cortó las orejas. Al terminar la corrida, los aficionados estaban como locos solicitando a Curro en el hotel, para felicitarlo y pedirle autógrafos. Entonces, Curro, que era muy amigo de mi tío Florencio, le gastó una broma y para evadir a las personas, les dijo que él no era Curro Girón, sino que era mi tío, provocando que la gente lo buscara, siendo aclamado. Ese mismo año, mi abuelo, mi tío y mi prima Iraida Gómez García, fueron invitados a una tienta en El Escorial (Madrid) donde se encontraban César Girón, su hermano Curro y la bella y famosa actriz de Hollywood Ava Gardner. 
Curro Girón toreó en España un total de 53 corridas de toros en el año 1962.
El 4 de julio de 1963, se celebró la prestigiosa Corrida de la Prensa, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid. Se lidiaron ocho toros de la ganadería de don Alipio Pérez-Tabernero Sanchón para los diestros César Girón, Pedro Martínez “Pedrés”, Curro Girón y Curro Romero. Los toreros escucharon ovaciones toda la tarde. Curro Girón, cortó una oreja a cada uno de sus toros, saliendo a hombros de la multitud por la Puerta Grande.
En la Feria de San Fermín de 1963, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo dos actuaciones, lidió cuatro toros y cortó cuatro orejas.
El 26 de enero de 1964, en el Nuevo Circo de Caracas, torearon los hermanos Girón, César, Curro y Efraín, una corrida con ganado mexicano de La Laguna. Fue una tarde apoteósica; cortaron nueve orejas, dos César, tres Curro y cuatro Efraín. El público asistente los sacó en hombros por las calles de Caracas.
La última participación de Curro Girón en la Feria de Abril de Sevilla, fue el año de 1964. Toreó dos tardes y cortó una oreja. En la séptima corrida de Feria, el 24 de abril de 1964, ante toros de Miura, toreó con Fermín Murillo y Paco Herrera, sin haber conseguido éxito. Y en su última corrida que haría en la Maestranza de Sevilla, el 26 de abril de 1964, ante toros de la ganadería de Clemente Tassara, Curro Girón alternó con los diestros Fermín Murillo, Victoriano Valencia y Andrés Vázquez una corrida donde se lidiaron ocho toros. En la lidia de su último toro, Curro Girón cortó una oreja.
En la Feria de San Fermín de 1964, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo dos actuaciones, lidió cuatro toros y cortó dos orejas.


Arriba: Un soberbio derechazo de Curro Girón. Foto: Cuevas. Abajo: Dedicatoria: “Con toda admiración para un buen amigo Florencio Gómez de su amigo”. Curro Girón. 9 de marzo de 1964. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).
El 7 de febrero de 1965, se realizó la Corrida de la Prensa Deportiva, en el Nuevo Circo de Caracas. Torearon los diestros César Faraco, Curro Girón y Santiago Martín “El Viti”. Curro Girón fue el ganador del premio “La Pluma de Oro”.
El 31 de diciembre de 1965, en el coso de Cañaveralejo, en la Feria de Cali (Colombia), ante toros de “Las Mercedes”, el venezolano Curro Girón cortó cuatro orejas y un rabo. Lo acompañaron esa tarde, los diestros Santiago Martín “El Viti” y Manuel Cano “El Pireo”, que cortaron cada uno, una oreja.
En el año de 1966, Curro Girón volvió a conquistar el premio de “La Pluma de Oro” en la Corrida de la Prensa de Venezuela. Actuó esa tarde con Paco Camino y Manuel Cano “El Pireo”.
El 13 de febrero de 1966, en la Maestranza de Maracay (Venezuela), se lidiaron toros mexicanos de “El Rocío” para los diestros Luis Sánchez Olivares “Diamante Negro”, quien reaparecía; Curro Girón y Santiago Martín “El Viti”. Curro Girón al quinto toro de la tarde le cortó las dos orejas y fue sacado a hombros de la histórica plaza aragüeña.
El 3 de enero de 1967, en la última corrida de la Feria de Cali (Colombia), se lidiaron toros de la ganadería de González Piedrahita, para los diestros Paco Camino, Antonio Chenel “Antoñete” y Curro Girón. El venezolano, cortó dos orejas a su primer toro y una oreja a su segundo. Paco Camino conquistó el Premio del Señor de los Cristales otorgado en la Feria.
El 15 de mayo de 1967, en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, se lidió un novillo de Castillejo para el rejoneador don Álvaro Domecq y seis toros de los Sres. Hijos de Pablo Romero, para los matadores Rafael Ortega, Curro Girón y Manuel Cano “El Pireo”. Curro Girón a su primer toro, le cortó una oreja. Luego, al quinto toro de la tarde, lo toreó muy bien, matándolo de una gran estocada, sin puntilla, premiándose su labor con una oreja. Fue el triunfador esa tarde, saliendo a hombros por la Puerta Grande.
En la Feria de San Fermín de 1967, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo dos actuaciones, lidió cuatro toros y cortó dos orejas. Esta sería su última actuación en esa Feria.
El 21 de noviembre de 1967, por realizar la mejor faena de la Feria de La Virgen de la Chiquinquirá “La Chinita”, en Maracaibo (Venezuela), fue galardonado con el “Rosario de Oro y Brillantes”.
En la Plaza de Acho en Lima (Perú), el año de 1967 conquistó “El Escapulario de Oro del Señor de los Milagros” como triunfador indiscutible de la feria.
En 1968, en la Feria de San Sebastián de San Cristóbal (Venezuela), lidiando reses de “Torrecillas”, Curro Girón cortó en un mano a mano con el diestro español Paco Camino, seis orejas. El diestro sevillano no estuvo bien esa tarde. Ese mismo año, Curro Girón conquistó el trofeo “La Naranja de Oro”, como triunfador de la feria inaugural de la Plaza Monumental de Valencia (Venezuela).
El año 1969, conquistó Curro Girón, nuevamente la “Pluma de Oro” en la Corrida de la Prensa, la cual se celebraba por primera vez en la Plaza Monumental de Valencia (Venezuela). Alternó esa tarde con el diestro español Manuel Benítez “El Cordobés” y el mexicano Manolo Martínez.
Curro Girón toreó por última vez en España, en la Plaza de Toros de Granada, el 11 de septiembre de 1977, concediéndole la alternativa a su coterráneo Luis de Aragua, lidiando reses de Salvador Gavira. Alternaron esa tarde los diestros Agustín Parra “Parrita” (hijo) y Manuel Ruiz “Manili” quienes fueron los testigos de la ceremonia. El diestro venezolano Luis de Aragua fue quien le cortó la coleta a Curro Girón en su despedida.
Curro Girón, cortó su última oreja en la ciudad de Maracaibo (Venezuela), en el mes de noviembre de 1987.
En su tiempo, logró una de las hazañas más importantes convirtiéndose en el matador de toros extranjero con mayor número de presentaciones en la madrileña Plaza de Las Ventas, lidiando un total de 66 toros en 33 tardes, cortando 22 orejas. El torero portugués Víctor Mendes lo igualó en la Feria de San Isidro de 1992 y superó en la Feria de San Isidro de 1993. Curro Girón toreó en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid (España), en 14 temporadas. Es el torero venezolano que más orejas ha cortado en esa plaza un total de 22, seguido muy de cerca por su hermano César, que cortó 21 orejas en un número menor de actuaciones, con 28.
Curro Girón salió 5 veces por la Puerta Grande de la Plaza Monumental de las Ventas de Madrid, los años: 1958, 1959, 1961, 1963 y 1967, igualando, con ese mismo número de salidas a hombros de esa plaza, a los diestros: Marcial Lalanda, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, su hermano César Girón y Pedro Gutiérrez Moya “El Niño de la Capea”.
Toreó cuatro Ferias de Abril de Sevilla. Las temporadas de 1958, 1959, 1960 y 1964. En total toreó 10 tardes y cortó 5 orejas.
Fue el segundo matador de toros que cortó mayor número de orejas en Pamplona (España), un total de 41 orejas y 2 rabos en 22 presentaciones, sólo superado por el diestro español Diego Puerta que cortó un total de 43 orejas y 2 rabos en 30 paseíllos.
La sombra de su hermano César, el mejor torero venezolano de la historia, siempre le exigía a Curro mucha entrega y responsabilidad, pero él dignamente soportó todas las presiones y comparaciones, dedicándose a realizar su toreo variado, alegre, largo y expresivo que le valieron ser el número uno del escalafón en España las temporadas de 1959 (81 corridas) y 1961 (74 corridas). Curro Girón, abrió las puertas de las plazas de toros españolas, siempre tan difíciles para los diestros extranjeros. Durante varias temporadas superó la suma de actuaciones de su hermano César, totalizando 629 actuaciones en la Península Ibérica. En Venezuela, toreó un total de 157 corridas, cortó 153 orejas y 3 rabos.


Curro Girón en compañía de la famosa cantante y actriz española "Marisol" y su hermano Efraín Girón, el 14 de diciembre de 1963. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).  
Estuvo casado con la reina de la belleza de Colombia, Marlene Lozano, con la que tuvo dos hijos, Marco Antonio y Mónica.
Curro Girón tuvo mucho éxito en España, hizo fortuna y hasta llegó a comprarse un lujoso Mercedes Benz y un Jaguar.
Recuerdo que una vez me dirigí en compañía de mi abuelo, Florencio Gómez Núñez, hasta el Nuevo Circo de Caracas para comprar las entradas y presenciar una de sus últimas corridas. Nos acercamos y lo vimos que estaba entrenando, haciendo ejercicios y caminando. Cuando Curro Girón vio la presencia de mi abuelo en la plaza se alegró muchísimo y lo saludó cariñosamente con un fuerte abrazo. Como Curro no podía interrumpir sus ejercicios, lo acompañamos mi abuelo Florencio y yo en el redondel del Nuevo Circo de Caracas. Los tres caminamos juntos y dimos la vuelta al ruedo en su compañía, recordando sus tardes triunfales. Sin público, pero con el grato recuerdo de acompañar al gran torero venezolano que estaba pensando en su retiro definitivo.
En aquella agradable ocasión, le preguntamos por su hijo, Marco Antonio, y nos respondió: “Allí está el muchacho queriendo ser torero”. Finalmente, nos despedimos de él, sin olvidar el cordial encuentro que tuvimos con uno de los mejores toreros venezolanos de todos los tiempos.
Curro Girón se encomienda en sus oraciones a la Virgen de Coromoto, durante un festival en el Nuevo Circo de Caracas y saluda a su fraterno amigo don Florencio Gómez Núñez. Año 1985. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).
Los Girón conformarían la más famosa dinastía torera venezolana, compuesta por los hermanos: César, Rafael, Francisco (Curro), Efraín, Freddy y Pepe Luis. Luego, continuarían la saga Marco Antonio (hijo de Curro), Juan José (hijo de Rafael) y César Vargas Girón (nieto de César, nacido en España).
Su gran amigo, el maestro mexicano Eloy Cavazos, con quien compartió cartel muchas tardes, lo ayudó a torear sus últimas corridas en México. Estaba próximo a conmemorar el 32º aniversario de su alternativa.
El 28 de enero de 1988, falleció en el Hospital Universitario de Caracas, víctima de una afección hepática, a la edad de 49 años. Este año 2018, se cumplen 30 años de su triste partida.
Numeroso público acompañó el féretro hasta la Maestranza de Maracay, donde se le guardó un minuto de silencio y se le dio una vuelta al ruedo en su honor. Fue enterrado en el Cementerio La Primavera de Maracay junto a sus padres y su hermano César.
Recuerdo que en compañía de mi abuelo Florencio Gómez Núñez y mi madre Rosa Elena Gómez Arráiz, acudimos a la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe en Las Mercedes, donde se ofició una Misa por el descanso eterno de su alma.
En las adyacencias de la Plaza de Toros Maestranza “César Girón” de Maracay (Venezuela), se encuentra un busto realizado por el escultor español Emilio Laiz Campos que inmortaliza la figura del magnífico torero.
He querido brindar este cariñoso recuerdo como un merecido homenaje a Curro Girón en el 30º Aniversario de su fallecimiento. Gloria taurina de Venezuela que conquistó con dignidad y gallardía los ruedos del mundo.
Rafael Dupouy Gómez


Pueden disfrutar los videos sobre su última entrevista, faena en Maracaibo y entierro en la ciudad de Maracay: